↑ Volver a Terapias

Homeopatía, el estímulo de la fuerza vital

homeopatíaHomeopatía

La homeopatía es un sistema terapéutico completo descubierto a principios del  siglo XIX de manos del célebre médico alemán Samuel Hahneman.

En éste apartado resumiremos que es la homeopatía, como actúa, y sus principios fundamentales, tan antiguos como el ser humano.

La palabra homeopatía viene del griego y significa “sufrimiento similar”, lo que refleja el principio filosófico clave que se encuentra tras el método homeopático: una sustancia puede curar el mismo sufrimiento que es capaz de causar.

Lo semejante se cura con lo semejante (similia similibus curantur) ya fue mencionado en el siglo V a.C. por Hipócrates.

El despertar natural de la curación del cuerpo es el objetivo principal del tratamiento homeopático.

La homeopatía utiliza plantas y minerales para estimular la fuerza vital de la persona y de ésta manera hacer que se pongan en marcha los propios mecanismos de auto-curación naturales del organismo. Aquí es donde encontramos la “clave” de la homeopatía, no son los remedios los que mejoran la salud, sino la propia fuerza vital del enfermo.

En el tratamiento con homeopatía se usan dosis mínimas (infinatesimales llamadas en el argot homeopático) de las plantas y minerales utilizadas. Éste hecho convierte a la homeopatía en un tratamiento carente de efectos adversos.

La homeopatía se basa en siete leyes y principios fundamentales:

1. La fuerza vital: la homeopatía estimula la fuerza vital de la persona.

2. La ley de similitud: lo semejante se cura con lo semejante, principio de curación universal.

3. Utilización de dosis mínimas: las dosis infinatesimales convierten la homeopatía en una terapia carente de efectos adversos.

4. La individualidad morbosa: la homeopatía trata la predisposición que tiene cada persona a enfermar, también llamada “terreno”.

5. La individualidad medicamentosa: cada persona tiene sus propios remedios homeopáticos de acuerdo a su tipología personal y constitución.

6. Natura miasmas: el origen de las enfermedades crónicas según la homeopatía. La homeopatía contempla tres miasmas o tendencias mórbidas básicas.

7. Experimentación pura: la homeopatía basa la indicación de sus remedios en el efecto que tienen éstos en el ser humano sano, a ésto se lo denomina patogenesia.

La homeopatía es una terapia ideal para muchos trastornos y patologías como por ejemplo y para mencionar solo unos cuántos:

Patologías digestivas, problemas osteoarticulares y musculares, trastornos ginecológicos, impotencia, problemas de fertilidad, alergias, dolores de cabeza, insomnio…

La homeopatía carece de contraindicaciones y efectos secundarios y puede ser usada junto con la medicina convencional, lo que la convierte en una terapia ideal para todo el mundo, incluyendo niños, bebés, mujeres embrazadas, y ancianos.

 

Enlaces de interés: Laboratorios homeopáticos Iberhome